martes, 23 de abril de 2013

130421 - CONVIVENCIA SENDERISTA EN VALDEPEÑAS DE JAEN

Actividad: Sendero de las Chorreras y paraje de Chircales
Lugar: Valdepeñas de Jaen
Participantes: 33
Kilometros: 12 kilómetros en total
Dificultad: media-baja.

El Domingo, 21 de abril, por fin se ha podido realizar  una de las actividades organizadas por el PATRONATO DEPORTIVO MUNICIPAL DE Palma del Rio, con el que nuestro GRUPO SENDERISTA PALMEÑO ha colaborado.

Hemos de agradecer primeramente al PDM, su valentía al apostar por la realización de esta actividad, a pesar de que el numero de participantes estaba  justo en el límite de lo admisible.
 
La actividad en un principio  constaba de un sendero por la mañana , en Valdepeñas de Jaén  y después nos desplazaríamos   a Alcalá la Real para visitar la fortaleza de la Mota. pero  la feliz coincidencia  acertó a  situar en la misma fecha  unas jornadas de convivencia senderista en la primera, organizadas por la Empresa de tiempo libre VALDETOUR y apostamos por dejar la Mota para otra ocasión y quedarnos  en la primera.
 
Y fue un acierto pleno.

A las 6:30 de la mañana salimos  desde el sitio acostumbrado  y tras dos oras y media de camino continuado, y no pocas peripecias para conseguir pasar el autobús por las intrincadas callejuelas de Fuensanta de Martos, llegamos a Valdepeñas donde  FELISA, nuestra guia de Valdetour nos estaba esperando junto con una nutrida representación del resto de participantes.  A decir verdad  nuestro grupo ha sido el mas numeroso por lo que  la organización, con Felisa a la cabeza se ha volcado por favorecernos.
 
Lo primero fue visitar el Molino-museo de harina, del siglo XVI , precioso molino cuidado con amor por su dueño  que nos acompaño y nos mostró las joyas  etnológicas que poseía y situó la historia del molino en la historia de las continuas  guerras fronterizas de  la reconquista española. Como pieza final, accionó una palanca y ... el molino comenzó a girar, perfectamente sincronizado en todas sus partes, con la sola fuerza del agua.

Tras esta impresionante visita,   recuperamos fuerzas a base de un buen desayuno de churros, chocolate y unos deliciosos  roscos que se fabricaban en el mismo molino de Santa Ana.
 
Y comenzamos el primero de los senderos: LAS CHORRERAS . Nos dirigimos a un extremo del pueblo  en el que a la derecha  baja el arroyo    paralelo a un cómodo y corto sendero por los alrededores de la población, hasta llegar a  un llano dominado por una impresionante cascada. Volvemos sobre nuestros pasos hasta el principio para  continuar, esta vez por la izquierda ascendiendo  por  el intrincado sendero que se abre camino   entre cascadas  rápidos, giros,  y juegos  infinitos de agua,  en una exhuberante  vegetación que  Felisa va detallando: cola de caballo, menta, tejos.... Felisa desespera porque vamos muy lentos, pero quien no se para a admirar esta obra de la naturaleza?.
 
LLegamos  así , disfrutando  al paraje conocido  como Ojo de Buey, donde como un  milagro  brota el agua de la tierra formando el arroyo que hemos recorrido hasta su nacimiento.

El Agua.

Merece capitulo aparte  el agua en este paraje. Nos indica Felisa que han caído casi 1500 litros este invierno y  el agua brota, rebosa  de las entrañas de la tierra por doquier. Un agua clara, cristalina,  que ruge en  los torrentes y reposa en algún recodo,  donde los patos  tranquilamente se posan.
Volvemos sobre nuestros pasos y ya en el pueblo  realizamos una degustación de productos valdepeñeros, para posteriormente dirigirnos en el autobús (absortos y admirados por la pericia de Juan, Cevaqueva) hacia el paraje de Chircales, donde nos espera  el almuerzo de  un exquisito salmorejo y  una buena paella, que la organización nos sirve.

Me tiene admirado el tesón  y la fuerza que pone Felisa  por agradarnos, pero sobre todo  disfruto viendo la unión  con su preciosa hija y su hermana y otras amigas que  la ayudan  para que la actividad sea de nuestro agrado, y la empresa en fin siga adelante, en beneficio del conocimiento y admirción de la zomarca.

Ya estamos en franca hermandad con nuestras amigas  senderistas que también participan en este evento, Seguramente  cometeré el pecado de dejar atrás en el recuerdo a  alguna de ellas, pero particularmente  hemos hecho buenos lazos con Mercedes y Manoli, de Castillo de Locubin y Luisa y Virtudes, de Alcalá la Real.

Tras el almuerzo emprendemos la ultima etapa  para dirigirnos  por este  paraje  hasta la ermita del Cristo de Chircales, autentico eremitorio con cueva, historias de apariciones, de nuevo fuentes de agua cristalina y misticismo.
Emprendemos la vuelta unos en autobús, pero la mayoría andando los cinco kilómetros de senda que transcurre por una antigua cañada hacia Castillo de Locubin, al margen del Rio y que nos separan del fin de la jornada, que aprovechamos para estrechar lazos de amistad, intercambiarnos correos y  organizar senderos conjuntos para un futuro que  esperamos  sea  cercano.

Nos despedimos de nuestras nuevas amigas y de Felisa que nos besa uno a uno deseando que volvamos pronto. Así queda recogida en nuestra memoria la maravilla natural de la Sierra Sur de Jaén y la calidez de sus gentes.
Con nuestro agradecimiento a VALDETOUR  y nuestra recomendación a quien lea esto de  acercarse a  la zona y utilizar los Servicios de esta  estupenda  agencia, dejamos ya Valdepeñas de Jaén hasta una nueva ocasión .



Cuando el resto de fotos  de los compañeros se hayan subido  organizaremos la galería completa para tu disfrute.. Pincha aqui para verlas.